Cursos
YouTube

Cursos YouTube

Nuestro canal de YouTube para practicar inglés desde hoy.

Nuestro canal de YouTube para practicar inglés desde hoy.

Descubre nuestro método: un enfoque práctico del idioma, con énfasis en el inglés hablado y la pronunciación para tener conversaciones reales rápidamente.

¡Descubre ahora!

Tres técnicas para mejorar POR FIN tu acento en inglés

Actualizado el

¡Ay, el acento en inglés! Es el centro de todos los miedos y fantasías de los hispanos. Basta con ver los innumerables vídeos que muestran a nuestros políticos luchando con la lengua de Shakespeare para darse cuenta de ello.

Pero detengámonos ahí.

Una cosa es burlarse de la pronunciación imperfecta del inglés y otra muy distinta es hacerlo bien.

Si crees que ahora mismo tienes mal acento, vamos a ver qué puedes hacer al respecto. En estas columnas, descubrirás los tres pasos esenciales para mejorar drásticamente tus habilidades orales, incluso si pensabas que no tenías remedio.

ispeakspokespoken

Por qué es esencial mejorar tu acento inglés (y salvará tu inglés)

Después de más de 10 años enseñando lenguas extranjeras, a menudo he oído el argumento: «Ya trabajaré mi acento más adelante, no importa».

A primera vista, este razonamiento es válido. Tener un buen acento no es condición indispensable para hacerse entender. Mientras la pronunciación no dificulte la comprensión del discurso, no hay problema.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, esta frase se encuentra en boca de principiantes de inglés.

Por supuesto, hay que empezar por algún sitio, pero si no haces ningún esfuerzo por mejorar tu pronunciación, ¿cómo esperas que te entiendan? Cada lengua tiene sus propios sonidos y entonaciones que hacen posible la comunicación. Y esto es aún más cierto en inglés. Sobre todo por el acento tónico.

Por lo tanto, debes trabajar tu acento en inglés desde el principio de tu formación, para que seas lo más comprensible posible.

Las personas antes mencionadas simplemente posponen esta tarea porque tienen miedo de abordarlo. Miedo a no tener éxito, a que se burlen de ellos por su acento o simplemente a hacer el ridículo ante angloparlantes. Lo cual es totalmente comprensible.

La pronunciación de una lengua es probablemente su componente más abstracto. Desde fuera, se puede tener la tentación de pensar que hay algo mágico en ello: o se tiene buen acento o no se tiene. Pero no siempre es así.

La verdad es que la pronunciación hay que trabajarla, igual que el vocabulario y la gramática. Aquí tienes tres técnicas para mejorar tu acento inglés.

Paso 1: utiliza el poder de la fonética

La fonética es una herramienta esencial que permite saber exactamente cómo se pronuncia una palabra. Es una especie de juez de paz. Por desgracia, su uso no está muy extendido. Porque se lo debemos a los lingüistas que no se han tomado la molestia de hacerlo accesible al mayor número de personas posible. Con sus símbolos cabalísticos y su jerga impenetrable, la fonética no resulta muy atractiva. Pero no es muy complicado si te explican rápidamente los conceptos básicos.

Y harías mal en ignorarla, por dos razones.

Domina los sonidos ingleses

El inglés tiene más de una docena de sonidos que no existen en español. Por lo tanto, aprender estos sonidos es una tarea importante, que la fonética facilita considerablemente. ¿Cómo funciona? En el Alfabeto Fonético Internacional (AFI o API en inglés), cada sonido tiene un símbolo específico.

Por ejemplo, una vez que sepas que [θ] y [ð] corresponden a las dos pronunciaciones de la th inglesa, no necesitarás saber más (soft th y hard th). Lo mismo ocurre con la diferencia entre chip y cheap, dada por la i corta (/ɪ/) y la i larga (/iː/).

Del mismo modo, el acento tónico, esencial en inglés, se indica mediante un apóstrofe antepuesto a la sílaba acentuada. Por ejemplo, en la palabra currency, escrita /ˈkʌɹ.ən.si/ en API, sabrás al instante que el acento está en la primera sílaba: currency.

El Alfabeto Fonético Internacional te ayudará a pronunciar el inglés con la precisión de un francotirador.

Es un sistema universal

La otra ventaja del Alfabeto Fonético Internacional es que se utiliza en todas partes, ya sea en Internet o en nuestros viejos diccionarios de papel. Es, por tanto, el sistema de referencia para la pronunciación de todas las lenguas, incluido el inglés.

Puedes encontrar transcripciones de API en sitios como WordReference, a menudo con un archivo de audio que muestra la pronunciación de la palabra. Práctico.

Yendo más lejos: incluso un dominio básico de la fonética es una forma excelente de mejorar tu acento en inglés. Lee nuestra guía de fonética inglesa para aprenderla al dedillo.

Paso 2: escuchar y repite mucho

Para saber pronunciar una lengua, hay que oírla a menudo, ¿no? Debes saber que existe un asombroso número de recursos disponibles para ayudarte a mejorar tu comprensión oral en inglés, como podcasts, películas y series, canciones, programas de radio, audiolibros… Por no hablar de Netflix

Además de mejorar la comprensión oral, puedes utilizar estos recursos para perfeccionar la pronunciación.

Los mejores recursos para escuchar inglés

Es difícil hacer una lista exhaustiva. Solo tienes que elegir el formato que más te convenga, sobre los temas que te interesen. Por ejemplo, si estás mucho tiempo en casa, devora películas y series en inglés. Por el contrario, si pasas mucho tiempo en el coche, los podcasts serán tus mejores amigos.

Escucha todo lo que puedas para acostumbrarte a la pronunciación de las palabras inglesas. Cuanto más oigas, más probabilidades tendrás también de pronunciarlos correctamente. Aquí tienes algunos artículos con más recursos.

Si conviertes la escucha en un hábito diario, ya tendrás una base excelente para perfeccionar tu acento en inglés. Pero eso no basta. Si te limitas a escuchar y no abres la boca, todo lo que hables se quedará por el camino. Para adquirir mayor fluidez, hay que pasar a la fase activa de repetir lo que se oye.

Repetición, para mejorar la pronunciación cada día

El principio de la repetición es un juego de niños: escuchas un fragmento de un archivo de audio, lo pausas y lo repites. Esto te ayudará a memorizar la pronunciación inglesa escuchando tu propia voz.

Este ejercicio también te permitirá practicar la combinación de palabras y formar frases más fluidas. Este ejercicio marca la diferencia entre hablar palabra por palabra y expresarse con naturalidad.

Para esta actividad, puedes utilizar el archivo de audio que prefieras, con un software como VLC. Solo tienes que escuchar una frase y repetirla hasta que tu pronunciación suene bien.

Otro ejercicio divertido es el shadowing. Consiste en tomar un archivo de audio y pronunciar cada frase al mismo tiempo que el orador. Esta actividad te ayudará a adquirir una entonación más natural.

Aún te queda un paso para perfeccionar tu pronunciación: compararla con la de hablantes nativos (native speaker).

Paso 3: comprueba tu pronunciación y practica la conversación

Esta última fase suele olvidarse, pero es esencial. Nuestros oídos no están acostumbrados a escuchar los sonidos del inglés, por lo que es fácil malinterpretarlos y, por tanto, pronunciarlos mal.

Para evitar este escollo, grábate a ti mismo cuando hables en inglés, por ejemplo con el micrófono del teléfono o del portátil. A continuación, puedes comparar tu grabación con el archivo de audio de referencia.

Otro método aún más eficaz consiste en que un hablante nativo compruebe tu pronunciación. Puede ser un profesor al que hayas contratado para corregir tu acento, o simplemente un amigo angloparlante.

Para encontrar un compañero lingüístico, lee este artículo: Cómo encontrar un amigo por correspondencia inglés hoy mismo.

Cómo corregir el acento sin pasar vergüenza

Una vez que hayas conocido a un angloparlante con el que hablar, solo tienes que hacerlo, ¡tan a menudo como puedas! En tus conversaciones, intenta crear un clima de confianza, para que podáis corregiros mutuamente sin que resulte incómodo.

Una vez establecido este acuerdo tácito, basta con pedir que te corrijan cuando pronuncies mal una palabra. Escucharás la pronunciación exacta de la palabra y podrás practicarla bajo la supervisión de un hablante nativo. Es una forma muy eficaz de mejorar tu acento en inglés.

¿Qué debes hacer si aún no tienes un amigo nativo?

Otra opción, más restrictiva, es registrarse y enviar el archivo resultante a un grupo de Facebook dedicado al inglés, o a este foro. Recibir críticas de completos desconocidos puede ser una experiencia desalentadora, pero es una opción que merece la pena.

Un acento, una identidad

Utilizando estas tres técnicas (fonética, escucha y repetición y, por último, comprobación con hablantes nativos) harás GRANDES progresos en pocos meses.

Ahora una aclaración muy importante. Por comodidad, he utilizado indistintamente los términos “acento” y “pronunciación”. Sin embargo, hay un matiz entre estas dos palabras.

Una buena pronunciación significa… pronunciar correctamente los sonidos ingleses. No es ninguna sorpresa. El acento, en cambio, es un concepto más sutil. Se refiere a la forma de hablar propia de una región o grupo social. Cada acento tiene una connotación social, que debes incorporar a tu pensamiento.

Adapta el acento inglés a tus objetivos

En pocas palabras, ¿qué inglés quieres aprender? ¿De qué país? ¿De qué ciudad?

Si no tienes en mente ningún proyecto en particular, concéntrate en los acentos americano o británico, que están mucho más extendidos que los demás. Si, por el contrario, tienes un objetivo muy concreto, céntrate en el acento del país, o incluso de la ciudad, que te interese.

Supongamos que has encontrado trabajo en Manchester. Para integrarte en la ciudad, céntrate en medios de audio que sean específicos de ella, como una emisora de radio local. Del mismo modo, asegúrate de conocer y hablar con la población local de Manchester. Las conversaciones te ayudarán a captar sus acentos y a adquirir expresiones típicas.

Pero ten cuidado de no caer en la caricatura. Sé sutil y evita la jerga al principio. De lo contrario, darás la impresión de estar haciendo una mala imitación o burla, lo que podría socavar tus esfuerzos por integrarte.

Que sea un placer, NO un quebradero de cabeza

Sobre todo, no te obsesiones con tu acento. Mejorar la pronunciación lleva tiempo y es muy difícil conseguir un acento absolutamente perfecto. De hecho, ni siquiera es útil, salvo quizá si trabajas en los servicios secretos.

Así que, date un capricho, practica regularmente con angloparlantes y tu acento inglés mejorará de forma impresionante. Keep up the good work!

Otros cursos de pronunciación inglesa

Ce cours vous a aidé ? Partagez votre avis !

0 / 5 Note moyenne 0
Adrien Jourdan ISpeakSpokeSpoken

Este curso de inglés ha sido creado por Adrien

Adrien es licenciado en lenguas extranjeras en inglés y alemán, y políglota (francés, inglés, ruso y alemán). Ha creado más de 1500 lecciones de inglés accesibles en el canal de YouTube ISpeakSpokeSpoken.

Sus cursos de aprendizaje electrónico, como Speak English in 60 Days, ya han sido seguidos por más de 10.000 alumnos. ¿Su filosofía? Todo el mundo puede hablar inglés con la ayuda de un buen formador, un hilo conductor y la oportunidad de practicar.

Por eso, desde 2016 dedica la mayor parte de sus días a desarrollar la comunidad y los contenidos de ISpeakSpokeSpoken. Ya sea la lección que acabas de leer, un vídeo del canal YouTube, un curso e-learning o la Academia ISpeakSpoken, ¡tienes todas las herramientas que necesitas para hablar inglés!

Descubrir a Adrien Jourdan

Deja un comentario